La Universidad de Valladolid se implica para participar activamente en el debate general sobre la grave problemática europea de la despoblación introduciendo en esta reflexión elementos como la cultura y el patrimonio.

Bajo el epígrafe “Tierra sin gente: despoblación, cultura, patrimonio”, el Instituto Universitario de Estudios Europeos, en colaboración con el Vicerrectorado del Campus Universitario “Duques de Soria”, han organizado el Primer Encuentro sobre Grandes Problemas de Europa, que  ha tenido lugar los días 11 y 12 de abril en el Salón de Grados del Campus soriano. Durante el mismo, expertos de diversas disciplinas abordaran esta problemática con la finalidad de establecer un diagnóstico que puede ser tenido en cuenta por los responsables políticos al tomar decisiones de futuro.

El Encuentro nos ha ofrecido completo programa con ilustres ponentes en el que se  ha abordado el tema de la despoblación desde un punto de vista multisectorial como demuestran el titulo de las distintas ponencias que se han presentado: “La despoblación de Castilla y León en el marco europeo: una visión histórica”,  “Afrontar el desafío de la desvitalización demográfica en Castilla y León: del diagnóstico a las estrategias”, ” Emigración e inmigración: alternativas a la despoblación en Soria como paradigma de los problemas de una región”, “Despoblación y educación: problemas y estrategias en la provincia de Soria”, “Retos de Castilla y León ante la pérdida de población y trasformaciones del mundo rural: participación de los Grupos de Acción Local”, “Despoblación, cultura y patrimonio: potencial y riesgos del PCI en un contexto europeo”, “La despoblación como crisis de territorio: políticas públicas en un entorno europeo” 

Algunas de las conclusiones que ya nos ha dejado  la primera jornada son las que han aportado entre otros: el Catedrático Emérito de Geografía Humana de la UVA, Fernando Manero,  que ha subrayado  que  Castilla y León  dispone de herramientas institucionales, económicas y financieras para amortiguar y combatir el vaciamiento del mundo rural, un objetivo para el que ha faltado voluntad política. Plantea que lo más apropiado sería  asumir que la despoblación es un problema que hay que afrontar con seriedad y que necesita poner en marcha todos los instrumentos que desde hace tiempo se han diseñado con esta finalidad y que por falta de voluntad política no se han llevado a la práctica.

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Valladolid, Guillermo Á. Pérez Sánchez, que considera que la despoblación es uno de los grandes problemas europeos que ha quedado oculto por el hecho del empuje de sus grandes ciudades, también lamenta que no se hayan tomado las medidas para combatir la despoblación y ha rechazado que la tendencia natural del ser humano sea vivir en grandes ciudades, como apuntan algunos demógrafos.

Por su parte el Profesor Titular de Análisis Geográfico Regional de la UVA  Jesús María Bachiller Martínez ha señalado que la primera alternativa a la despoblación en Soria es la recepción de más inmigrantes de los que tiene en la actualidad, y proporcionarles unas condiciones de trabajo al menos iguales que las de los sorianos. Considera que si crece la población, se mantienen los servicios básicos y el tejido empresarial.

El discurso de Bachiller para paliar la despoblación,  finaliza  señalando que es necesario fomentar las cabeceras de comarca con la atracción de empresas.  También ve esencial la puesta en marcha de una fiscalidad específica que considera completamente factible por parte del Gobierno Central, como ya se ha hecho en otras Comunidades Autónomas.