Proyecto Panadería Artesana La unión de Campos

Panadería Artesana La unión de Campos

ADRI VALLADOLID NORTE

El oficio de panadero tradicional y la repostería artesanal,  son unas de esas profesiones imprescindibles y  que tienen muchas oportunidades laborales, principalmente en el medio rural, pero que paradójicamente no encuentran relevo generacional, ni profesionales que quieran emprender y poco a poco se van cerrando panaderías en cientos de pueblos de la geografía de Castilla y León.

Las materias primas de calidad de la zona y las recetas ancestrales conservadas de generación en generación, hacen del  pan  es uno de los manjares más populares y reconocidos de la comarca de la Tierra de Campos vallisoletana. Para aceraros las posibilidades de un sector básico y con futuro para los pueblos castellanos, nos acercamos a la Unión de Campos en la provincia de Valladolid para conocer la experiencia de Mª Rosario González Rubio, que apostó por quedarse en su pueblo, remodelar  y modernizar un tradicional  negocio familiar para que tuviera futuro y hoy regenta la panadería artesana “Nuestra Señora del Rosario”

El proyecto

Una familia de panaderos

Mi nombre es Charo, y provengo de una familia de panaderos de toda la vida, cuando mis padres y mis tías se jubilaron, decidí que mi mejor opción laboral y de vida era quedarme a vivir en el pueblo trabajando en un negocio que conocía muy bien y que me gusta mucho.

Quería hacer las cosas bien y que mi negocio tuviera futuro, así que cuando aposté por quedarme con el negocio pensé que era imprescindible compaginar los conocimientos tradicionales de mi familia con una modernización de nuestras instalaciones. La maquinaria moderna facilita mucho el trabajo, y aunque conservo el horno de leña primitivo, trabajo con otros dos hornos de gasóleo, uno adquirido recientemente, que aumenta considerablemente la capacidad de fabricación, y la última adquisición, una fermentadora controlada con capacidad para 700 barras que hace que se pueda empezar a cocer el pan al empezar la jornada, a las 3 de la madrugada, sin tener que esperar unas horas para que fermente la masa antes de la cocción.

Ampliaciones y modernizaciones

Con las sucesivas ampliaciones y modernizaciones que he emprendido en el negocio, he conseguido sobre todo, trabajar más cómodamente y  facilitar mucho el (a veces  penoso) trabajo de panadero  y por supuesto diversificar la producción con la introducción de nuevos productos de panadería y bollería. En definitiva, vivir mejor y conseguir disfrutar con un oficio apasionante.

Actualmente en la panadería trabajamos siete personas, incluyendo a uno de mis hijos y a mí misma. Para un municipio como La Unión, que apenas supera los 200 habitantes es una suerte poder contar con una empresa que genere estos empleos. Y para nosotros, es un privilegio poder disfrutar de una vida muy satisfactoria en la Unión  de Campos, sin perder tiempo en desplazamientos diarios al trabajo, con unas relaciones muy cercanas y cordiales con nuestros vecinos y teniendo en las puertas de nuestra casa todo el encanto de los paisajes terracampinos que nos permiten aprovecharnos del contacto directo con la naturaleza. Es cierto, que nos desplazamos y movemos diariamente para repartir producto y por otras cuestiones de trabajo (llevábamos nuestros productos a muchas localidades cercanas como Valderas en la provincia de León, Villalón de Campos…) y de ocio, pero desde luego, son desplazamientos cortos, sin atascos y sin ninguna complicación para aparcar u otras cosas.

Satisfecha de mi decisión

Personalmente, sólo os puedo decir que estoy  muy satisfecha con mi decisión y mi apuesta. Por supuesto, que da un cierto temor acometer inversiones y exige  esfuerzo y sacrificios personales y familiares, pero cuando te gusta lo que haces y ves que el negocio marcha, compensa. Actualmente fabricamos barras, piñas, fabiolas y pan candeal del tipo de “cuatro canteros” en diferentes formatos para adaptarse a la demanda del mercado. En cuanto a bollería- repostería ofrecemos rosquillas de Castilla, torta de chicharrones, tranconas, migueles, feos, bollos de azúcar, galletas y magdalenas. La clave para la fabricación de un buen producto es la utilización de buenas materias primas como una buena harina, sin productos artificiales, ni colorantes, ni conservantes, y así, aunque la duración del producto es menor, su calidad es mucho mejor. Nosotros siempre hemos apostado por la calidad y  por poder hacer gala del excelente producto que se elabora en el medio rural.

Creo que los pueblos tienen futuro, pero que urge aplicar adecuadas políticas de            empleo y de apoyo a los emprendedores rurales que favorezcan el mantenimiento de la población  e incluso la llegada de nuevos pobladores. Para mí la clave está en la creación de empleo, fundamentalmente femenino.  Si las mujeres tienen oportunidades laborales en el medio rural se favorece mucho que las familias se asienten y se queden. Atraer a  población a través del empleo es decisivo para que se mantengan los servicios básicos como sanidad, educación…por lo menos al nivel que tienen hasta ahora.

Nosotros, por nuestra parte, seguiremos poniendo nuestro granito de arena en esta cruzada del medio rural y os esperamos en La Unión de Campos.

 

Te ayudamos a dar el paso

Quiero información

Completa el formulario de contacto o llámanos ahora para informarte sobre todas las posibilidades

¿Dónde quieres vivir?

ADRI VALLADOLID NORTE

 El ámbito de actuación de La Asociación para el Desarrollo Rural Integrado de Tierra de Campos- Zona Norte de Valladolid se extiende a 40 municipios del norte de la provincia de Valladolid , todos ellos ubicados en el corazón de la extensa comarca natural y pluriprovincial que es Tierra de Campos, por lo que limita con la Tierra de Campos de las provincias de León, Palencia y Zamora.

Conoce otros proyectos en todos los territorios